Los cuatro elementos básicos de la cerveza


Beber cerveza es muy fácil, todo mundo lo hace, pero entenderla, no cualquiera. Existen cuatro ingredientes básicos de los que se compone esta bebida: levadura, cebada, lúpulo y agua; te explicamos cada uno de ellos y su importancia para que, ahora sí, puedas disfrutar de manera más auténtica.

Levadura
Es una familia de hongos responsables de la fermentación, se encargan de transformar las azúcares provenientes de la malta en alcohol.

Existe una gran variedad, pero una de las más populares es la saccharomyces cerevisiae, ideal para elaborar cervezas de la familia Ale. Las cerveza de la familia lager, por ejemplo , se hacen con saccharomyces carlsbergensis o la saccharomyces carlsbergensis. También existen levaduras silvestres, que son aquellas que se encuentran de manera natural en el medio ambiente.

Cebada
Es una planta monocotiledónea perteneciente a la familia de las poáceas, que a su vez, es un cereal de gran importancia tanto para animales como para humanos: el quinto más cultivado en el mundo.

La malta más popular es la cebada, ya que ningún otro es tan eficiente y, a pesar de que se puede obtener cereales malteados a partir de trigo (maíz, avena y centeno), la cebada tiene un alto contenido de almidón, lo que ayuda a generar más azucares, y hace mucho más fácil el trabajo de le levadura al fermentar dichos azúcares y convertirlos en alcohol.


Lúpulo
Pertenecen a la familia de las Cannabaceaes, que también incluye al cannabis. Se trata de una enredadera nativa del hemisferio norte y de la que solo se utiliza para hacer cerveza. Su flor es la encargada de otorgar amargor para equilibrar la dulzura de los azúcares de la malta, así como sabores, aromas, resinas que incrementan la retención de espuma y antisépticos que retardan su degradación.


Agua
El 90% de una cerveza es agua, por eso es importante elegir la adecuada, además de ser potable se tiene que tomar en cuenta la cantidad de minerales, ya que de eso dependerá si se hace una lager o una ale. También se debe evaluar el pH, es decir, el equilibrio entre los niveles de acidez y alcalinidad.

Otra característica que tiene que ser tomada en cuenta es el sulfato, ya que su presencia influye en el nivel de amargor; y por último el color, este puede afectar la evolución de la germinación y de la fermentación de la cerveza.

Los ingredientes que pueden agregarse a una cerveza van desde las hierbas finas, caramelos y frutas, hasta especias, pero nunca puede faltar alguno los cuatro ingredientes: levadura, cebada, lúpulo y agua.

Para saber
Conoce más sobre el mundo de la cerveza en la página de Cerveceros de México, representante y defensor de los de la agroindustria cervecera; además, impulsor de una agenda de responsabilidad social en colaboración con otros organismos e instituciones con el fin de crear cambios significativos en la industria y la sociedad.

Lee también ⬇️

Conoce las historias de las mascotas que inspiran para crear cervezas

Diez datos curiosos de la cerveza a través de la historia

Suscríbete ⬇️

¿Quieres ser el primero en leer nuestro contenido gastronómico? Suscríbete AQUÍ y recíbelo cada 15 días

Escucha el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast





Se respetan todos los derechos del autor original. Originalmente publicado por:

Síguenos en:

Entradas relacionadas