Heineken redujo el 16,4% sus ingresos netos por la Covid


Heineken ha hecho balance antes de lo previsto de los resultados del primer semestre de este año en el que sus negocios se vieron «significativamente afectados por la pandemia de Covid-19, con una volatilidad e incertidumbre sin precedentes que condujeron a la retirada de los objetivos para 2020 el pasado 8 de abril», señala en un comunicado.

Según cifras provisionales, los ingresos netos del primer semestre de la compañía disminuyeron el 16,4% en términos orgánicos, lo que se debe a una disminución del 13,4% en el volumen consolidado total y del 3,6% en los ingresos netos por hectolitro. El volumen de cerveza descendió el 11,5% orgánicamente.

En todo caso, la compañía cervecera «sigue confiando en su capacidad para afrontar la crisis mientras continúa construyendo un futuro brillante», asegura.

Como se esperaba, el impacto de la crisis sanitaria se agravó en el segundo trimestre de 2020. Después de tocar fondo en abril, el volumen comenzó a recuperarse gradualmente en junio a medida que se levantaron los bloqueos en todo el mundo y los clientes restauraron los inventarios agotados.

El volumen de cerveza fue el más afectado en las regiones de América y África, Medio Oriente y Europa del Este, seguidas por Europa, mientras que Asia Pacífico mostró la mayor resistencia impulsada por Vietnam, apunta la cervecera.

La marca Heineken obtuvo «un buen desempeño en términos relativos con una disminución del 2,5%», asegura la compañía. La marca creció a doble dígito en 14 mercados, incluidos Brasil, China, Reino Unido, Polonia, Alemania, Costa de Marfil y Corea del Sur. Heineken 0.0 también subió dos dígitos con crecimiento en todas las regiones, especialmente en los Estados Unidos y México.

CAÍDA DEL BENEFICIO

Por su parte, el beneficio operativo disminuyó orgánicamente el 52,5% y el beneficio neto (beia) cayó el 75,8%. Las partidas excepcionales incluirán alrededor de 550 millones de euros de deterioro en activos tangibles e intangibles, lo que conducirá a una pérdida neta reportada de la participación de Heineken Holding N.V. en Heineken N.V. de alrededor de 150 millones de euros.

La cervecera señala también que desde finales de marzo en adelante, ha tomado «medidas significativas de mitigación de costos» que condujeron a una disminución general de los mismos para el primer semestre de 2020.

«Heineken ha entrado en crisis con grandes marcas y una fuerza laboral dedicada y talentosa. La compañía tiene un sólido balance así como también líneas de crédito comprometidas no utilizadas», concluye.



Se respetan todos los derechos del autor original. Originalmente publicado por:

Síguenos en:

Entradas relacionadas